- El Mirador de Fuentes Narcea

El Hotel Mirador de Fuentes del Narcea aparece en medio de una explosión de naturaleza: suroccidente asturiano, aldea de Moncó, uno de esos lugares donde sus gentes aún creen en la pureza y sencillez que regala la tierra. Su reciente construcción le hace emerger como un gigante resplandeciente sustentado sobre los cimientos firmes de
lo que hasta hace dos años había sido una casa familiar de tradición minera: “Casa Moirazo”.
El nombre de “Mirador de Fuentes del Narcea” atiende a las espectaculares vistas de las que el visitante puede disfrutar desde cualquier rincón del Hotel. Lujo, confort y relax se unen en esta casona asturiana para ofrecer tranquilidad y magia en estado puro.
Dista 21 kilómetros de la Villa de Cangas del Narcea, se localiza en pleno corazón del Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias, y a tan sólo 5km de la Reserva Natural Integral de Muniellos (Reserva de la Biosfera).
El Mirador de Fuentes del Narcea se despierta cada mañana con estallidos de oxígeno que azotan las ventanas de madera advirtiendo que el oso pardo, urogallos, corzos, etc. deambulan entre los robledales y hayedos que lo rodean.
El interior del hotel sorprende por su lujo y ambiente íntimo, consta de tres plantas.
Decorado con un estilo innovador y buscando siempre la máxima comodidad del visitante. La desconexión del mundo ruidoso y estresante está asegurada. En la planta inferior el huésped puede disfrutar de un maravilloso salón con zona de lecturas y chimenea. Desde este espacio se accede a uno de los lugares más llamativos del Hotel: la terraza-mirador, provista de tumbonas, mesas y minibar, la sensación de poder abrazar los frondosos bosques llenan este espacio de un indescriptible encanto.
En la segunda planta del hotel el viajero tiene a su disposición sauna seca, sauna con cromoterapia y jacuzzi con cromoterapia. Elementos indispensables para relajarse después de un largo día de rutas por los montes de Cangas del Narcea.

El Mirador de Fuentes Narcea